The Rural Workshop

septiembre 11, 2020

Hoy en día están de moda los coaching (vendehumos), los webinars y los workshops, eventos y formaciones diferentes. Hoy precisamente vengo a hablaros de uno de ellos, de un workshop, como ningún otro, que fue la chispa, la luz y el descubrimiento de la electricidad para Arroz le Pido y un servidor. Surcando por mi biblioteca de Lightroom, rebuscando fotografías para enviar a un proveedor de imagen como test de impresión encontré mi carpeta de The Rural, actual Cre Fest, perdida entre una multitud de RAWs en la que encontrar una jauría de propuestas para todos los gustos, fotos de productos, parejas, selfies, pero no nos despistemos, The Rural. Como sabemos que una imagen vale más que las 10.000 palabras de este artículo, voy a permitir que A&Y Videography nos expliquen con sus ojos, lente y cámara, qué fue The Rural Workshop 2018, agárrate.


Booom, creo que no hace falta decir más, pero pongámonos en circunstancias, qué hacía un joven Pablo Menéndez ahí en medio. La respuesta es una buena historia de colegas, The Vagabond Van, marca de ropa y empresa de alquiler de furgos VW T1 y T2 para bodas, viajes y eventos (pronto se viene collab con ellos). Por aquél entonces, probando nuevas opciones, me había puesto en contacto con Jorge, porpietario de The Vagabond Van, por qué no unas fotos a una de sus flamantes furgos. Tiempo más tarde todo nos llevó a trabajar juntos, mejorar su web, hacer fotografías de la ropa, hasta finalmente ofertar nuestros servicios a eventos. 1+1=2, así llegamos a The Rural. Bueno, espera, para el carro, tras tres días durmiendo en furgo sin duchar, cruzando desiertos (sí, desiertos) y valles, al rebufo de camiones por la autopista o por secundarias a 80km/h, durante 900km, hasta Barcelona, toda una aventura de las de verdad, y aquí un pequeño testimonio de la *epicidad:


Hay que reconocer que también fue duro, al poco de salir de Gijón, nuestra base de operaciones, una de nuestras furgos (llevábamos dos) comenzó a arder, correr a por extintores en una gasolinera, mal asunto, eso puso en entredicho el viaje, ¿llegar al evento en el que nos han contratado solo con una furgo? Aventura, no pensemos, ya estamos en la carretera. En el viaje nos acompañaron Edu Salinas y Víctor la Fuente (con quienes me iniciaría en el mundo de las bodas más tarde) quienes además de fotógrafos de primera, iban al workshop, daba igual que no nos conociésemos de nada o quién pareciese más serio al principio, que al final, todos nos desatamos.

Vagabonds en Bárdenas del Rey, por Eduardo Suárez Fotografía
Vagabonds on the rodad, por Eduardo Suárez Fotografía
La llegada a The Rural, por Víctor la Fuente Fotógrafo

Y al fin, llegamos, Un enorme camping lamido por el mar, lleno de árboles y de gente con cámaras colgando, sonrisas e idiomas que no entendía, se palpaba en el oxígeno un nuevo ingrediente. A la charla de bienvenida, tras habernos instalado en nuestro bungalow con vistas al Balear, Roberto Hidalgo, CEO, dejó un par de cosas claras, como el lema de los auténticos rockeros, «sexo, drogas y rocanrol», modificado ligeramente a sexo, fotografía y rocanrol, The Rural, no era un workshop más, como bien plasma el vídeo que abre esta entrada.

Así pasamos la primera noche, espectáculo de pirotecnia de otro nivel, fiesta electrónica en la playa a manos de Julí y su equipo (organizador del Fort Festival en Tossa del Mar), y continuación en los correspondientes bugalows siendo perseguidos por los guardias de Prosegur, en el camping había gente que quería dormir. Fue el comienzo de tres días de charlas con algunos de los mejores fotógrafos y vidéografos de bodas y retrato del mundo, al fin y al cabo, no muchos pueden decir que han tenido a Alessio Albi tirando fotografías con una modelo en su furgo. Nuestro cometido era sencillo utilizar la VW T2 en conjunto a los diferentes talleres y vender como promocionar nuestra marca de ropa, sin embargo, nos escapamos a unas cuántas charlas y eventos, ¿paddle surf o yoga por la mañana, por qué no?

Ver esta publicación en Instagram

@cloes_ shot during my workshop at @therural_ ⚡️

Una publicación compartida de Alessio Albi (@alessioalbi) el

Rosa Fernández Leal

Las ponencias se sucedían, Fer Juaristi, carismático como nadie nos hizo reír, y comenzó su ponencia enseñándonos sus primeras bodas (desastre total), en contraste a su premiado trabajo actual, ser humilde y enseñar que todo es posible con constancia, su dogma. Días de Vino y Rosas practicaron editorial como nadie, seguidos de Alessio con su edición en Photoshop con la que la mayoría entornaban los ojos (demasiado conocimiento). El punto más emocional fue puesto por Rafał Bojar (vídeo sobre estas líneas), su atracción por el cine clásico, la sensibilidad en sus creaciones audiovisuales, un estilo único en el mundo, sentó un antes y un después en los que estábamos ahí sentados.

Rosa Fernández Leal

Sería ridículo, tratar meramente de evento, incluso de mero workshop, o hablar únicamente de proveedores, tan sólo de staff y no de personas únicas y auténticas. The Rural es Rosa, es Lele, Kunny, Roberto, Edu, Araceli, Víctor, Alessio, Bojar, Alberto y muchos más. The Rural es una gran familia unida en la que rige el imperativo «¡abrazo colectivo!» (de aquella no había COVID-19).

The Rural fue la mecha de Arroz le Pido, esto que hoy lees y gran parte de mi motivación y filosofía, The Rural ha sido el motivo por el que hemos cruzado España atravesando lagos y desiertos a bordo de una Volkswagen T2. The Rural, fue, es y será, la caña.

Gracias The Rural.

Abrir chat
Cuéntanos tu idea.